Síndrome de Fatiga Crónica

 

Síndrome de Fatiga Crónica, agotamiento profundo

El Síndrome de Fatiga Crónica se caracteriza por una fatiga extrema e insuperable que no disminuye con el descanso y que puede empeorar con la actividad física y mental.

 

En líneas generales, el Síndrome de Fatiga Crónica es…

Esta enfermedad, también conocida como encefalomielitis miálgica, se caracteriza como ya se ha dicho por una fatiga profunda que no puede ser achacada a ninguna enfermedad anterior. Se desconoce su causa pero ser cree que puede ser causada por una mezcla de factores van desde las infecciones virales al estrés psicológico. No existe una prueba para diagnosticarla por lo que son necesarias todo tipo de pruebas para descartar otras enfermedades.

 

Síntomas

Estos son algunos de los síntomas que se manifiestan al estar afectado por esta enfermedad:

  • Fatiga
  • Pérdida de memoria o concentración
  • Dolor de garganta
  • Agrandamiento de los ganglios linfáticos del cuello o las axilas
  • Dolor articular o muscular sin causa aparente
  • Dolores de cabeza
  • Sueño no reparador
  • Agotamiento extremo que dura más de 24 horas después de realizar ejercicio físico o mental

 

Por qué se produce el Síndrome de Fatiga Crónica?

Se desconoce el motivo de la enfermedad, sin embargo, se piensa que puede producirse debido a infecciones virales, problemas inmunológicos y o desequilibrios hormonales. Existen también factores de riesgo como son la edad, el hecho de ser mujer y el estrés. Este síndrome se puede ver complicado con afecciones como la depresión, el aislamiento social y las restricciones en el estilo de vida.

 

Cómo se diagnostica?

No existe una prueba que confirme la enfermedad por lo que es necesario descartar otras que si tienen pruebas diagnósticas. Así es necesario descartar enfermedades que afectan a la calidad del sueño como son apnea, síndrome de piernas inquietas o insomnio. También otras como la diabetes o el hipotiroidismo, así como problemas cardíacos o pulmonares. Otros trastornos a descartar son como la depresión, la ansiedad, el trastorno bipolar y la esquizofrenia. Todas las patologías mencionadas tienen relación con la sensación de cansancio y fatiga, es por esto que se descartan antes de llegar al diagnóstico del Síndrome de Fatiga Crónica

 

Tratamientos Farmacológicos

Se utilizan antidepresivos para paliar el dolor y para la inducción a un sueño de calidad. Estos medicamentos también son útiles ya que comúnmente los afectados por el Síndrome de Fatiga Crónica también sufren depresión debido a la reducida calidad de vida que produce la enfermedad.

 

Otros tratamientos

 

Entrenamiento cognitivo

Proporciona las herramientas necesarias para lidiar con las limitaciones que produce la enfermedad y así conseguir un mayor control de sobre la vida.

 

Ejercicio gradual

La realización de un ejercicio gradual adecuado produce una mejora de los síntomas. Los ejercicios principalmente recomendados son los de amplitud de movimiento y elongación.