Sensibilidad Química Múltiple

 

Sensibilidad Química Múltiple, los químicos atacan

 

La Sensibilidad Química Múltiple es otra gran desconocida en la sociedad y los grados en los que afecta a los que la padecen son diversos. Pasando desde la sensación de irritación ante determinados a elementos a la más profunda intolerancia.

 

En líneas generales, la Sensibilidad Química Múltiple es…

Esta es una enfermedad que manifiesta síntomas en múltiples sistemas orgánicos como respuesta a una mínima exposición a múltiples compuestos químicamente no relacionados. Es crónica y limitante.

Es un síndrome ambiental en el que el afectado se ve dañado por las sustancia sintéticas toxicas que, tan abundantemente, nos rodean en nuestra vida cotidiana. El organismo se sensibiliza ante estas y se produce una sintomatología diversa que afecta a múltiples sistemas orgánicos con una mínima exposición a compuestos químicos no relacionados.

La Sensibilidad Química Múltiple es un proceso crónico, en el cual solo es posible la mejora de los síntomas por medio de una eliminación en la vida cotidiana de esas sustancias que lo desencadenan. Sin embargo, el aislamiento de estas es sumamente complicado. Se caracteriza así por una gran limitación en el desarrollo normal de la vida de los afectados por esta.

 

Síntomas

  • Odinofagia, disgeusia, boca seca, tos seca, picor o mucosidad de garganta, afonía o disfonía
  • Disnea, toracalgia o palpitaciones
  • Cefalea, pesadez o tensión en la cabeza, embotamiento o desorientación
  • Molestias nasales (picor, escozor, sequedad, rinorrea, estornudos)
  • Fatiga, astenia, cansancio, mialgias o debilidad
  • Mal estado general
  • Anorexia, náuseas, vómitos, dolor abdominal o disfagia
  • Molestias oculares (picor, lagrimeo, irritación, visión borrosa)
  • Ansiedad, angustia
  • Mareo, vértigo, inestabilidad
  • Distermia

 

Por qué se produce la Sensibilidad Química Múltiple

Para su buen funcionamiento, el cuerpo necesita un equilibrio entre él y el ambiente pero este se puede modificar. La tolerancia es la que modula la intensidad de reacción entre el estímulo y la respuesta, en la Sensibilidad Química Múltiple esta tolerancia desaparecen o menguan ante determinadas sustancias, lo que provoca la sintomatólogía propia de la enfermedad. Sin embargo, aun no se conoce las bases fisiopatológicas de este síndrome.

 

Desencadenantes de la Sensibilidad Química Múltiple

Esta enfermedad es desencadenada por la exposición a sustancias tóxicas y se hace patente cuando el cuerpo se sensibiliza ante diversas sustancias sintéticas y reacciona con una tolerancia anormal a estas.

 

Como se diagnostica

Se diagnostica en base a diversa sintomatología ya que no existe una exploración o analítica que la confirme. En cualquier caso es necesario la exclusión de otras patologías con síntomas similares.

Existe en cuestionario por el cual se miden las intolerancias ambientales y no ambientales, las exposiciones encubiertas, la intensidad de los síntomas y el impacto de la enfermedad en la vida cotidiana de la persona que la padece

 

Tratamientos

Actualmente la única forma de controlar la enfermedad es evitando la exposición a las sustancias que desencadenan sus síntomas. En base a esto se han de modificar los hábitos de vida, así como es recomendable mantener una buena ventilación de los lugares en los que se habita. Es importante también evitar los ambiente húmedos e irritantes. También se produce una mejor al ingerir comida ecológica.

Suele ser habitual la necesidad de terapia psicológica, ya que los grandes cambios que se han de realizar en la vida diaria afectan de forma negativa el ánimo y el afrontamiento del nuevo estilo de vida.

Este síndrome se encuentra habitualmente ligado a la Fibromialgia y al Síndrome de Fatiga Crónica por lo que es imprescindible el tratamiento de estas enfermedades en el caso de que existiera.